Cristina Kirchner habló en un curso de formación del Smata junto a Ricardo Pignanelli y Hugo Moyano

Política

Una reaparición rodeada de trabajadores

04-08-2018 Comentar
La reunión sirvió para curar viejas heridas entre la senadora y el líder camionero. Ambos coincidieron en la necesidad de construir un espacio nacional, popular y democrático que triunfe en las elecciones en 2019.






                                           Resultado de imagen para encuentro para la participacion y formacion + smata

El centro recreativo que el Smata tiene en la localidad bonaerense de Cañuelas fue el escenario elegido para el reencuentro de viejos aliados que las diferencias políticas los había distanciado. El titular del gremio de los mecánicos, Ricardo Pignanelli, Hugo Moyano de Camioneros y la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner se juntaron bajo el pretexto de participar en un curso de formación de delegados del gremio de los mecánicos. CFK habló de política internacional ante la dirigencia intermedia del Smata pero en la charla previa, los tres dirigentes renovaron su relación con el compromiso de trabajar en la conformación de un espacio nacional, popular y democrático que compita en las próximas elecciones. A la salida, Moyano sintetizó la cumbre al sostener que “lo que nos hace acercar son las políticas del Gobierno”.

En la reunión previa, realizada en una las casas que tiene el centro recreativo “Dirck Henry Kloosterman”, también estuvieron Vanesa Siley de Sitraju (judiciales) que llegó junto con CFK, el secretario adjunto del Smata, Mario “Paco” Manrique y uno de los promotores del reencuentro, Omar Plaini de canillitas. 

                      Resultado de imagen para encuentro para la participacion y formacion + smata


Hacía siete años que Cristina no se encontraba con Moyano y hace casi dos años que reconstituyó su relación con Pignanelli, que hasta ahora se había mantenido casi en secreto. Moyano y Plaini llegaron primero y compartieron una comida con el líder de los mecánicos que, dicho sea de paso, también retomó su vínculo con el camionero. Cuando llegó CFK el saludo con Moyano consistió en una sonrisa, un beso y el habitual “hola Hugo” que tuvo como respuesta un “hola Cristina”. Luego, con café y agua de por medio, la charla discurrió larga y tendida donde la senadora y Moyano recordaron las buenas viejas épocas, los motivos del distanciamiento aunque, como señalaron testigos de la charla, sin reproches. Por último todos realizaron un análisis de la política actual, el rol de los grandes medios de comunicación, el perjudicial plan económico y lo que definieron con “la verdadera pesada herencia” que enfrentará el próximo gobierno. 



Página 12


SMATA, Cristina Fernández de Kirchner, Hugo Moyano

Se el primero en comentar

Deje su comentario

Codigo