Internacionales

Por qué Fernando Haddad puede ganarle a Bolsonaro en el balotaje

08-10-2018 Comentar
El candidato del PT quedó muy lejos del ultraderechista pero los números podrían favorecerlo el próximo 27 de octubre.





                        Resultado de imagen para ditadura militar no brasil


48 millones de votos obtuvo Jair Bolsonaro en la primera vuelta de las elecciones presidenciales de Brasil. El ultraderechista dirigente del Partido Social Liberal sacó nada menos que 19 millones de votos más que su competidor inmediato, el delfín de Lula da Silva en el PT, Fernando Haddad.

La diferencia, a simple vista, parece inalcanzable, sobre todo en medio de la sorpresa que generó el aluvión de votos para el postulante fascista que ganó el comicio prometiendo mano dura y ajuste salvaje a bordo de un discurso violentamente misógino, racista y homofóbico que habrá llamado la atención hasta de Donald Trump o el crédito del fascismo local, Alfredo Olmedo.

Sin embargo, y pese a que la matemática no suele llevarse bien con la política, los números que dejó la elección brasileña permiten pensar que la segunda vuelta no está todavía entregada al excapitán del Ejército.


El juego de las cifras

De los 147 millones de personas habilitadas para votar, Bolsonaro obtuvo 48 millones de votos a lo largo de Brasil y Haddad consiguió 29 millones.

Los otros candidatos de la elección se alzaron con nada menos que 26 millones de sufragios y ahí está una de las claves (aunque no la principal). Si bien algunos de los postulantes están más cerca ideológicamente de Bolsonaro que del dirigente de izquierda, sus votantes (tal como suele suceder en estos casos) podrían plantarse en las urnas electrónicas ante el temor de un gobierno ultra. Por supuesto, aquí no hay sumas y restas que valgan y, en todo caso, el reparto podría resultar parejo y Bolsonaro ampliar todavía más su victoria.

En este marco, el dato central de cara a la segunda vuelta que se realizará dentro de veinte días es el enorme número de brasileños que eligieron votar en blanco o anular (10 millones de personas) y, sobre todo, los 30 millones de electores (20%, la cifra más alta desde 2002) que optaron por abstenerse y ni siquiera presentarse en los centros de votación, pese incluso a que el sufragio en Brasil es oblitatorio. 

40 millones de votos que este domingo 7 de octubre no fueron de nadie. 40 millones de votantes a los que Haddad debe salir a conquistar y convencer de que una victoria de Bolsonaro retrotraerá a Brasil al siglo XIX.

No es igual llegar a una segunda vuelta con pocos puntos de diferencia que con semejante hecatombe nacional (el PT perdió fuerte en los principales estados, donde ni siquiera consiguió bancas en el Senado), pero las cartas están otra vez sobre la mesa y todavía hay chance de un rescate progresista del Brasil.

Infonews
Fernando Haddad, Bolsonaro, Brasil, Elecciones en Brasil

Se el primero en comentar

Deje su comentario

Codigo