Mandó una delegación a Estados Unidos pero no logró que la reciba Luis Almagro

Internacionales

Papelón internacional de Keiko Fujimori en la OEA

02-07-2021 Comentar

La misión fujimorista, formada por dos congresistas electos y dos exministros, convocó a una conferencia de prensa pero se encontró con un salón desierto.

Por Carlos Noriega







                                   Página|12 (@pagina12) | Twitter



Desde Lima

Un papelón internacional hizo la delegación que Keiko Fujimori mandó a Washington para reunirse con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, para pedirle una auditoría internacional a las elecciones que perdió. Almagro no los recibió. Los enviados a la OEA por la hija del encarcelado exdictador Alberto Fujimori solamente pudieron tener una reunión con el director del Departamento para la Cooperación y Observación Electoral de la OEA, Gerardo De Icaza. Convocaron una conferencia de prensa y se encontraron con un salón desierto. La misión fujimorista, formada por dos congresistas electos y dos exministros, fue un fracaso rotundo.


Vencida en las elecciones del 6 de junio por poco más de 44 mil votos por el profesor rural y sindicalista de izquierda Pedro Castillo, Keiko no asimila su tercera derrota electoral consecutiva y denuncia sin pruebas un supuesto fraude. Pretende anular votos de Castillo para voltear el resultado. Y para eso quiere la ayuda de la OEA. El Jurado Nacional de Elecciones (JNE) viene rechazando todos sus pedidos para quitarle votos a su rival, proceso de revisión que debe culminar en los próximos días. Por eso la derecha peruana ha recurrido como su última carta a una posible ayuda de la secretaría general de la OEA. No le ha funcionado.

Los emisarios de Fujimori viajaron a Washington convencidos que Almagro los recibiría, que en él tendrían el apoyo que buscaban para una salida al estilo del golpe en Bolivia para cambiar su derrota en triunfo, pero se encontraron con las puertas cerradas. Todos sus intentos de hablar con Almagro fueron inútiles. Solamente consiguieron una cita con un funcionario de nivel menor. Si el secretario general de la OEA dispusiera una auditoría al proceso electoral peruano, significaría desautorizar a su propia misión de observadores que ha avalado la limpieza de las elecciones. Todas las otras misiones de observación internacional y nacional también han calificado como legítimo el proceso electoral. 


Página 12

Keiko Fujimori , Luis Almagro, OEA

Se el primero en comentar

Deje su comentario

Codigo