Interés General

Fabricando manos ortopédicas con una impresora 3D, padre e hijo han cambiado la vida a más de 190 personas

08-10-2018 Comentar

Guillermo Cabrera junto a su hijo Gerónimo, son los impulsores de la iniciativa. Desde hace poco más de un año llevan adelante el programa solidario “Te doy una mano” y ya han entregado un total de 193 manos, 15 de ellas a personas de Misiones. Son de Banfield (Buenos Aires) y recorren el país dando una mano a quien lo necesita.



“La idea surgió a partir de un documental que vi en la televisión sobre las cosas que se podían hacer con una impresora 3D. Le propuse a mi hijo la idea de hacer manos para regalárselas a las personas que no la tengan, y luego de mucho trabajo de prueba y error, realizamos la primera entrega a una niña de Mar del Plata”, contó Guillermo.

“La madre de la nena se encargó de difundirlo a la prensa y desde entonces no paramos de recibir pedidos”.

Explicó que son para chicos que hayan nacido sin una mano o un brazo y aclaró que para poder adaptar el ortopédico, la persona que debe tener entre 8 y 10 centímetros de la extremidad, a partir del codo.

“Pueden agarrar un bazo, una muñeca, andar en bici y hasta jugar al metegol. Es maravilloso”, comentó.

Crear una de estas manos demanda entre  23 y 30 horas de impresión si es para un niño/a y entre 35 y 40 horas si es para un adulto, además de otras 4 o 5 horas de armado.

“Regalamos manos a quien lo necesite y no tenemos color político ni aceptamos donaciones. Soy un empresario, me fue bien y esto es una devolución que yo le hago a la vida, regalando manos”, enfatizó Guillermo.

Hace poco, “Te doy una mano” entregó 5 manos ortopédicas en Misiones. Una de ellas fue para una niña de 10 años de la comunidad Mbya Guaraní Yasy Porá, mientras que las otras 4 fueron para otra persona de Iguazú,  otro de  Oberá,  una chica de El Alcázar y para un hombre que llegó desde la provincia de Chaco.











Infodìa (MF)

Manos, Ortopèdicas

Se el primero en comentar

Deje su comentario

Codigo