Economía

Créditos UVA: advertencias para no caer en una crisis hipotecaria

17-05-2018 Comentar
Por Marcelo A. Saleme Murad

En el año 2008 los mercados de EEUU entraron en un caos sólo comparable con el que había sacudido a Wall Street en 1929. La razón ahora es lo que se conoció como "Crisis de las Hipotecas Sub Prime". En dos palabras: los bancos inundaron la plaza con préstamos hipotecarios de mala calidad. Posteriormente, descontaron ésas hipotecas en fondos de inversión -de los cuales a la vez participaban ésos y otros bancos- que cotizaban en bolsa...



                                             Resultado de imagen para credito para la vivienda



Todas las entidades a su vez, más empresas de todo tipo y el público en general, poseían acciones de ésos fondos. La mala calidad de las hipotecas hizo que muchas de ellas fueran impagables; lo que arrastró la mora a niveles en que fue necesario ejecutar una gran cantidad de ellas generando una sobreoferta de inmuebles, lo que a su vez generó la caída de los precios de los inmuebles, y con ello, la caída de valor de las hipotecas que aún no se habían ejecutado y estaban en poder de fondos y bancos. El pánico fue tal, que la cotización accionaria de ésos fondos, empresas y entidades que poseían tales "activos tóxicos" como se les dio por llamarlos, cayó a niveles históricamente desconocidos, y arrastró en ésa debacle a grandes Bancos que vieron perder así su patrimonio; o sea, el patrimonio de sus ahorristas. 

Posteriormente, el gobierno de EEUU tuvo que efectuar una intervención en el mercado como nunca antes en la historia después de Roosevelt (con su "New Deal") hasta nuestros días, rescatando compañías de todo tipo que se habían "intoxicado" de alguna manera, perdiendo sus patrimonios. Bancos, Financieras, Automotrices, Empresas Constructoras, Fondos de Inversión, Aseguradoras, y una larga lista de grandes compañías debieron acudir al "salvataje" del Estado, el cual para poder asistir semejante quiebra en cadena tuvo que emitir cantidades inauditas de moneda y aumentar la inflación de los EEUU a sus máximos históricos, con un daño que no es, aún hoy, fácilmente mensurable para la economía norteamericana y mundial.

La experiencia debe servir para advertir que en Argentina no suceda lo mismo con los créditos UVA. La nueva Ley de Mercados de Capitales se anuncia como una gran herramienta para fondear bancos en los mercados. Así, los Bancos crean o participan en fondos donde descuentan (venden) ésas hipotecas, obteniendo nuevos fondos que van a más hipotecas. He adelantado en varios medios que la idea de actualizar los créditos hipotecarios por inflación más un porcentaje, es una mala idea en la Argentina, donde la indexación causó estragos durante décadas, hasta su prohibición por el gobierno de Menem con la Ley de Convertibilidad. Duhalde por otro lado, tuvo la extraña idea de derogar parcialmente la Ley de Convertibilidad manteniendo la prohibición de indexación de los créditos pero en un contexto inflacionario, generando distorsiones graves. Ahora, la Ley de los créditos UVIS (o UVAS) expresamente prohíbe considerar al mecanismo de indexación de los créditos UVA como mecanismo indexatorio, reconociendo por tanto que LO ES. Con ello persigue el objetivo que los deudores que puedan ser ejecutados no aleguen ante la justicia la prohibición de indexar aún contenida en lo que queda de Ley de Convertibilidad y acarrear así la declaración de ilegalidad del mecanismo.

El CEO del Banco Nación, Javier González Fraga, comunicó días pasados el aumento de la tasa para nuevos créditos UVA (o sea, la tasa que se cobra por sobre la inflación), suspendió líneas de crédito, y manifestó públicamente su oposición a la política económica del Gobierno, lo cual debe tomarse con seriedad, como una advertencia de la crisis que se puede estar gestando.



ámbito.com
Créditos UVA , Hipotecas, Hipotecas, Crisis hipotecaria

Se el primero en comentar

Deje su comentario

Codigo